Volvemos, si acaso nos hemos ido. Volvemos con el corazón embargado aún de tantos sentimientos, promesas y gratitudes puestos en sus Benditas Manos en la tarde y en la noche del Martes Santo, inconmensurable. Nuestro Padre Jesús Nazareno estuvo y anduvo entre todos nosotros, dándonos Su Paz y Su Bien. Y la alegría  de ser sus Hermanos. Volvemos a estar el miércoles entre Ellos, en el Grupo de Lectura “Manolo Santomé”, a las cinco y media de la tarde. Volvemos, si acaso nos hemos ido de la Santa Casa. 

¡COMPARTE!

Comparte!:

Comentario
  1. Rafael Redondo 9 abril 2015 at 21:06 - Reply

    Es mi deber como agradecido daros las gracias por el inconmensurable trabajo que desinteresada mente hacéis para hacerle la vida un poco, perdón un mucho mejor a nuestros ancianos,en esta vida de prisas y agobios.Gracias en mi nombre y sobre todo en el de PACA.JESÚS NAZARENO os lo premie.

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.