Los que visitan este blog con frecuencia saben que el miércoles es día de voluntarios/as en el Santo Hospital gracias al Grupo de Lectura que, cada semana, llena de actividad y compañía los salones de la casa nazarena. Pero hay otras muchas labores en las que podemos desarrollar ese trabajo de voluntarios tan gratificante.

Por ello, un grupo de hermanas cofrades de nuestra Hermandad se han venido juntando durante un montón de tardes en el costurero de la Santa Casa para organizar la ropa de los ancianos que en ella residen. Lola y Pili Fernández, Rafi Garrido, Conchi Sánchez, Carmen Leal y alguna más que no hubiéramos querido olvidar, junto a la Hermana Carmen, se han encargado de esta tarea.

Como decíamos antes, hay muchas cosas que los Hermanos y Hermanas de Jesús podemos aportar a nuestros mayores y al Santo Hospital y la Hermandad, como siempre ha hecho, está dispuesta a canalizar cualquier iniciativa en este sentido; así que, sólo esperamos sus sugerencias y, en su caso, la respuesta de los hermanos a las propuestas que se hagan desde la propia Hermandad. Les aseguramos que no hay mayor satisfacción que la sonrisa agradecida y el abrazo de esas personas que antes lo han dado todo por nosotros y que ahora sólo nos piden un poco de cariño y de compañía.