Mañana viernes, día 31, nuestra Hermandad celebra un Viernes de Jesús Nazareno ciertamente especial y por causas que nunca hubiéramos querido que sucedieran. En primer lugar, por la inesperada y dolorosa pérdida, a primeros de este mes, de nuestro Hermano Mayor, Miguel García de Consuegra Ranchal. En segundo, por la pandemia de coronavirus que nos obligó a un confinamiento general a partir de mediados de marzo y hasta bien entrado el mes de junio, confinamiento que obligó a suspender y/o aplazar los actos previstos para esas fechas.

Así ocurre con el Cabildo General Anual Ordinario que hubo de trasladarse en el tiempo para que, definitivamente tenga lugar mañana viernes.

Por otra parte, el fallecimiento de nuestro Hermano Mayor nos ha planteado una situación que, con la documentación de la que disponemos en la actualidad, no se ha producido nunca en la historia de la Hermandad. Y es que la ausencia de su figura ha hecho que la Junta de Gobierno, como ya se convocó en su momento, aprobara celebrar un Cabildo General Extraordinario para prorrogar su periodo en el cargo. Ahora, las tristes circunstancias acaecidas han hecho que esa propuesta cambie y se deba presentar, en cualquier caso, a la aprobación de la asamblea de Hermanos, como así se hará mañana.

Igualmente, la Celebración de la Palabra prevista y anunciada en la correspondiente convocatoria se ha cambiado por la Santa Misa que aplicaremos en sufragio por el alma de nuestro Hermano Mayor, Miguel García de Consuegra Ranchal.

Este Viernes de Jesús comenzará a las 21’15 horas de mañana viernes, día 31, en la Capilla del Santo Hospital. Desde aquí animamos a todos los Hermanos de Jesús, y a cuantas personas quieran acompañarnos para honrar la memoria de nuestro Hermano Mayor,  a participar con su asistencia y su voto en este importante acto.