Altar cultos 2105 2En la noche del martes dimos cumplimiento a uno de los ritos más tradicionales, íntimos e indelebles de los que se celebran en nuestra Hermandad. En un ambiente de recogimiento y oración, el Hermano Mayor, la Comunidad de Hermanas Hospitalarias y la Camarera cambian la Túnica al Señor y lo visten con la que llevará hasta que, dentro de una semana, se le ponga la que lucirá el Martes y el Viernes Santo.

Son momentos de una gran intensidad que marcan a todos los que los vivimos desde la fe y nos acercan a la humanidad de Nuestro Señor Jesucristo. La proclamación del Evangelio, el rezo del Padre Nuestro con las manos de los presentes entrelazadas o la oración espontánea de acción de gracias elevan el espíritu y hacen aflorar nuestros mejores sentimientos y las más sentidas emociones.

Pedimos a Jesús Nazareno que sepamos trasladar esas vivencias a nuestra vida diaria siguiendo el ejemplo que Él nos dio.