En algo menos de cuatro horas, los Costaleros de nuestra Hermandad estarán realizando el último ensayo de este año. Llevarán el “paso” a la Capilla y ya sólo les quedará esperar a que llegue el Martes Santo para llevar a Nuestro Padre Jesús en la estación de penitencia. Y como están celebrando su veinticinco cumpleaños, la cita de hoy va a ser especial porque se ha convocado a todos los que han pasado por la cuadrilla en ese tiempo para entregarles una camiseta y un escudo conmemorativos de esta efeméride. Y no estarán solos, porque también se ha invitado a sus familias a participar en este día que acabarán compartiendo una comida en la Casa de Hermandad. Tan sólo desearles buen día y que su trabajo se vea culminado como se merecen el próximo Martes Santo.