Esta tarde finaliza el curso para el Grupo de Lectura del Santo Hospital. Es el segundo año de esta actividad y podemos asegurar que ha echado raíces muy hondas en nuestros mayores y en ese extraordinario grupo de voluntarias que, semana a semana, han acudido puntuales a esta cita entrañable y esperada. Desde nuestra Hermandad, que promovió esta iniciativa, agradecemos su ayuda y su guía a las técnicas de la Biblioteca Municipal; su impagable colaboración a las voluntarias de la Pastoral de Enfermos; su disponibilidad y su tiempo a todas y cada una de las personas que, semanalmente, han ido a contar sus experiencias y vivencias y a compartir con los ancianos un rato de compañía; y, como no, su presencia constante a la Junta de Gobierno.

Pero, como decimos, no es una despedida definitiva sino sólo un hasta luego porque en octubre volverán estas sesiones semanales y porque hasta entonces habrá muchas ocasiones para visitar a nuestros mayores en esa Bendita Casa Hospitalaria de Jesús Nazareno. Ellos nos estarán esperando.

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario