La Navidad ha llegado, como a tantos otros hogares, al Hospital de Jesús Nazareno. Los adornos propios de estas fechas -que nuestra Hermandad se ha encargado de colocar en los salones- y el tradicional Belén instlado junto a la entrada de la Residencia son la señal externa de estas fiestas. Pronto vendrán la fiesta de Reyes que compartiremos con nuestros mayores, el paseo en el Tren de la Navidad o, esta tarde mismo, los cantos de villancicos tradicionales y la degustación de dulces típicos, actividades que les dan un mejor sentido a estas fechas que no se deben quedar en lo externo sino que tienen que servir para aportar la compañía, el cariño, la palabra amable, etc., a quienes más lo necesitan siendo ejemplo de verdaderos Hermanos de Jesús.

DSC_0865-crop

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario