Los costaleros* de Pozoblanco fueron protagonistas la semana pasada de dos importantes e interesantes actos, el jueves 17 con una donación de sangre y el sábado 19 con una jornada de formación y convivencia, ambos organizados por la Agrupación de Cofradías con la colaboración de las vocalías de costaleros de las diferentes hermandades de nuestro pueblo. En el segundo, nuestra Hermandad tuvo una importante representación a través del capataz de la cuadrilla de Hermanos Costaleros, Francisco Ramírez Rodríguez, quien fue uno de los ponentes en la mesa redonda programada.

En cuanto al primero de ellos, fueron cerca de noventa las bolsas de sangre recogidas y, lo que es más importante, doce nuevos donantes que se incorporan a esta importante misión de dar vida a los demás.

Ya el sábado, la jornada comenzó con una visita a la Capilla de Jesús Nazareno donde el presidente de nuestra Hermandad, Ángel María López Castilla, acompañado de algún componente de la Junta de Gobierno, recibió a los visitantes llegados de Sevilla y a la Permanente de la Agrupación a quienes explicó la historia de la Hermandad, de la Bendita Imagen de Nuestro Padre Jesús y les mostró la Sala Exposición. Desde allí se trasladaron a la Plaza de Toros donde realizaron una visita guiada y, finalmente, estuvieron en la Casa de Hermandad de la Soledad en la que les recibió su Hermano Mayor, Patricio Rodríguez Moreno, y vieron sus dependencias para concluir la visita con una foto de familia ante la Imagen de Nuestra Señora de la Soledad.

A eso de la una de la tarde, la comitiva se trasladó al local de ensayo de la Agrupación Musical de la Soledad donde se desarrolló el grueso de esta jornada de formación y convivencia. Allí esperaban ya capataces, costaleros y braceros así como representantes de las Juntas de Gobierno de las diferentes cofradías de nuestra localidad. Tras la inauguración oficial del acto, a cargo del Concejal de Festejos y Turismo, Eduardo Lucena, del Presidente de la Agrupación, Juan Fernández, y del Vocal de Costaleros de la misma, Ángel Moreno, se dio paso a la presentación de la enciclopedia Hermanos y Costaleros de Sevilla cuyos autores, Francisco José Carrasco y Manuel Vega, fueron también los encargados de moderar la mesa redonda que tuvo lugar a continuación con la intervención de los capataces sevillanos Julián Huertas, padre e hijo, y los hermanos Rafael y Pedro José Ariza, y del capataz de Nuestra Señora de la Soledad, José Luis Calero, y de nuestra Hermandad, Francisco Ramírez.

Disciplina, lealtad y humildad fueron las palabras más repetidas y las cualidades más importantes que les piden a un costalero. Tras la comida, vino la segunda parte de esta mesa redonda que concluyó con una clase práctica de «igualá» y la entrega de recuerdos a los participantes y a la Hermandad anfitriona. Aquí les dejamos un extenso reportaje fotográfico de esta jornada que podemos calificar de exitosa.