Nos encontramos en la semana en que la Iglesia celebra la Solemnidad del Corpus Christi. Hoy mismo, en muchos lugares de nuestro país es fiesta; en los que no, la celebración central se hará el próximo domingo. Y así será en Pozoblanco.

Pero, este año, como casi todo desde marzo, será de otra manera: no habrá procesión en la calle, ni altares ni calles engalanadas para recibir a Jesús Sacramentado, ni esos niños y niñas vestidos de Primera Comunión acompañando al Señor. Todo será más íntimo y recogido pues la celebración se circunscribirá a los templos y la procesión será claustral en la parroquia arciprestal de Santa Catalina de Alejandría.

No obstante, lo importante es que, los que nos decimos cristianos, lo celebremos como tales y que Jesús hecho Eucaristía presida siempre nuestras vidas para que nuestras obras sean reflejo de lo que Él nos enseñó.