SEMANA SANTA 2018: MIÉRCOLES SANTO

Sale Jesús con las manos atadas, expuesto al escarnio, la gente pide su crucifixión y Él sabe el destino al que se enfrenta. No hayan culpa en Él pero los designios de Dios han de cumplirse. Poco después lo vemos clavado en la Cruz desde donde va a redimir nuestros pecados. Desde allí su amor infinito, su misericordia y su caridad nos rescata de la muerte y nos enseña el camino de la resurrección.

¡COMPARTE!

¿Te sirvió este mensaje de ayuda?:

0 votes, 0 avg. rating

Comparte!:

Dejar un Comentario