Como ya es sabido, ayer comenzaron los solemnes cultos cuaresmales en honor a Nuestro Padre Jesús Nazareno. Tras el ejercicio del Triduo, comenzó la Eucaristía presidida por D. Francisco Javier González Cabrera, SDB, quien nos dijo, entre otras cosas, que el amor de Dios supera todas las diferencias que podamos tener las personas y que eso supone que todas sean nuestro prójimo y como tal hay que actuar con ellas. Se encargaron de animar la celebración los cofrades más jóvenes y el Coro del Colegio La Inmaculada, a cuyos componentes agradecemos su participación otro año más.

Ante la Bendita Imagen de Nuestro Padre Jesús, colocada en un elegante Altar de Cultos magníficamente preparado por la priostía con la colaboración de nuestra hermana Agustina Leal, en el que destaca el frontal del dosel bordado por Francisco Pérez Artés, rezamos por nuestro amigo fallecido recientemente, el padre dominico Pedro Meca, y por el abuelo del celebrante, Damián, quien había recibido cristiana sepultura el día anterior.

Hoy, a las 20’30 horas, estamos convocados de nuevo a participar en el segundo día de Triduo. 

Triduo 2015 1