Juan A. Caballero La vida está llena de pequeñas y grandes historias. Grandes historias que cambian el mundo y pequeñas historias que nos cambian a cada uno. En veintisiete años de vida, la cuadrilla de Costaleros de nuestra Hermandad ha vivido grandes historias que la han cambiado como grupo y otras más pequeñas que han supuesto un punto de inflexión para muchos de sus componentes.

Hace doce años, uno de esos costaleros emprendía el Camino de Santiago; una vez allí, prometió al Apóstol que si llegaba a los veinticinco años bajo la trabajadera de Jesús Nazareno, volvería a hacer el camino para agradecérselo. Y así ha sido, gracias a Dios. Hace unos días cumplía su promesa regresando a Compostela con el morral lleno de gratitud por este cuarto de siglo disfrutado en la cuadrilla. ¡Va por ti, Caballero! Y por los años que te quedan de ser los pies de Jesús junto a tus Hermanos Costaleros.

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario