Ntro. Padre Jesús Nazareno - Pozoblanco En la noche de ayer, el Hermano Mayor y su familia, la comunidad de Hermanas Hospitalarias, la Junta de Gobierno de la Hermandad y la camarera fuimos testigos de ese tradicional rito que es “echar” la Túnica a la Bendita Imagen de Nuestro Padre Jesús, dejándola vestida para el Solemne Triduo que comenzamos hoy mismo.

Después de una oración de bienvenida y de leer el Evangelio y tras que las Hermanas Hospìtalarias y la Camarera cambiaran la ropa al Señor, el Hermano Mayor y su esposa le “echaron” la túnica cardenal y le limpiaron el rostro y manos cumpliendo la ancestral tradición que nos legaron nuestros antepasados. Las lágrimas de emoción que muchos de los asistentes no pueden evitar durante este momento tan especial como íntimo se convierten en alegría inmensa por haber podido ser partícipes de un acto que concluyó con las oraciones de agradecimiento expresadas espontáneamente por los presentes y, especialmente, por nuestro Hermano Mayor. 

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario