En una noche en la que coincidían en nuestra ciudad multitud de acontecimientos de todo tipo, los Hermanos de Jesús que asistimos a la celebración del “Viernes” de mayo tuvimos la satisfacción de participar en una preciosa Eucaristía presidida por el sacerdote de Don Bosco, D. Manuel Rubio Vaquero, Eucaristía que dedicamos a la Santísima Virgen y a todas las madres en el mes consagrado a ellas. Queremos agradecer muy especialmente la disponibilidad de D. Manuel y el trabajo de la Vocalía de Cultos que preparó exquisitamente la liturgia de esta celebración en la que participaron activamente varias madres con sus hijas y en la que las mamás fueron agasajadas con un clavel en señal de cariño y admiración hacia ellas. No faltó tampoco la animada y enjundiosa tertulia en nuestra Casa de Hermandad.

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario