reflejos de luzEn este Tiempo de Adviento las tardes de los miércoles en el Santo Hospital de Jesús Nazareno palpitan alegres, como el corazón de un niño, anticipándose al sabor tradicional de la Navidad: el sueño de un mundo nuevo… donde cada hombre respetará la dignidad y el valor de la personalidad humana… donde comprendamos que estamos hechos para vivir juntos, en hermandad. Con esta fe podremos anticipar el día de paz en la tierra y de buena voluntad para todas las personas. Será un día glorioso: los luceros del alba cantarán unidos y los hijos de Dios exultarán de alegría. (Martin Luther King).
 
“De la misma manera nosotros, con Jesús en nuestro corazón, debemos servir a los demás con alegría”. (Beata Teresa de Calcuta).  
 
Os esperamos este miércoles en la Santa Casa, a las cinco y media de la tarde.