El viernes día 9 los Hermanos Costaleros de nuestra Hermandad llevaron a cabo el último ensayo antes de la “mudá”. Aunque cayó algo de lluvia en el transcurso del mismo, pudieron completarlo sin más contratiempos, haciendo “puerta” incluso.

Ya sólo queda la “mudá” del próximo sábado en la que trasladarán el paso procesional a la capilla a la espera del Martes Santo, día en que se podrán ver los frutos de su trabajo de preparación llevando a Jesús NAzareno por las calles de Pozoblanco.