Llamador En la noche de ayer la cuadrilla de Hermanos Costaleros realizaba el primer ensayo de esta “temporada” a fin de prepararse convenientemente para el próximo Martes Santo. Magnífico ambiente y excelente trabajo el que realizaron estos hermanos en una noche gélida fuera del “paso” pero cálida con el calor de la devoción y la amistad bajo las trabajaderas. No cabe duda que aquí reside la fuerza de esta veterana cuadrilla, a la que se siguen incorporando nuevos hermanos, que hará este año su vigésimotercer recorrido llevando a Jesús Nazareno sobre sus hombros.

¡COMPARTE!

Comparte!:

Comentario

  1. Rafa M. Sánchez 1 febrero 2010 at 11:12 - Reply

    ¡Qué satisfacción tan grande comprobar que, después de tantos años, se sigue renovando la devoción a Jesús debajo de la trabajadera, la amistad y consuelo entre la diversidad de hermanos costaleros y la renovación continua de jóvenes que se incorporan! Enhorabuena a todos y que Jesús nos siga bendiciendo.

Dejar un Comentario