Después de un año de larga espera, los pozoalbenses nos preparamos para recibir a la Virgen de Luna, nuestra Madre y Patrona. La semana pasada ya hubo diferentes actividades relacionadas con su llegada, pero cuando de verdad empezamos a sentir que está cerca es el día que oímos el sonido del tambor y vemos el grupo de niños que lo acompaña en su visita a las casas de los hermanos de la Cofradía. Y así sucedió durante la tarde de ayer jueves cuando la tradición se repitió un año más y los niños y niñas hicieron su baile al son del tambor, tumbados en el suelo, mientras los hermanos les lanzaban golosinas que tanto les gustan.

A partir de ahí, hay programada toda una serie de actos que incluyen el Pregón de esta noche a cargo de Raquel Castro Molina, la salida del Carro de la comida mañana sábado y los días grandes de la Romería el domingo o la procesión y Misa Solemne el lunes, fiesta local. Así pues, disfrutemos de estas fiestas señaladas que son parte indisoluble de nuestra identidad como pueblo y de nuestro patrimonio cultural y religioso.