Otra semana transcurrida y otro miércoles que llega al Santo Hospital acompañado por la lectura, el diálogo y la compañía que las voluntarias del Grupo de Lectura llevan cada semana a los ancianos residentes en la Santa Casa, presencia que tanto agradecen y que se ha convertido ya en algo familiar que echan en falta cuando no la tienen. Por ello, les seguimos animando a que se unan a esta familia que, sin duda, les va a acoger con los brazos abiertos. La actividad comienza, como siempre, a las cinco de la tarde.

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario