A las cinco de esta tarde dará comienzo una nueva sesión del Grupo de Lectura preparada con todo el cariño por las voluntarias encargadas del mismo; el cariño de los que saben que están ayudando a quienes necesitan compañía en su soledad, conversación en sus silencios, ánimo en su decaimiento; en definitiva, el cariño de los que saben que están dando el calor y el amor que sólo pueden dar las personas de bien y comprometidas con los demás.