El pasado viernes, por iniciativa de nuestra Hermandad y con la colaboración de Electricidad Luis, se instalaban en la Capilla del Santo Hospital dos nuevos focos dirigibles que iluminarán a Nuestro Padre Jesús Nazareno tanto cuando esté en el presbiterio durante la Cuaresma como cuando permanezca en su camarín evitando, en este último caso, las sombras que producían en el retablo del altar los focos actualmente instalados. Ayer noche ya se utilizaron durante el acto de “echar” la Túnica ayudando a crear el ambiente de recogimiento requerido para ese momento.