En las primeras horas de la mañana de ayer, la Virgen de Luna salía de vuelta para su santuario. Antes de emprender el camino de regreso, hizo su acostumbrada visita a la capilla del Santo Hospital para despedirse de la casa nazarena.

Allí estaba esperándola la Junta de Gobierno de nuestra Hermandad para manifestar su veneración hacia la Madre y Patrona y compartir con la familia nazarena este emotivo momento. La Superiora de la Comunidad, Hermana Ana Torralbo, leyó una oración de despedida tras la que una de las residentes en el Santo Hospital, le ofreció un ramo de flores en nombre de toda la Casa. Numerosos devotos fueron testigos de este momento en el que se encuentran frente a frente las dos devociones más arraigadas de Pozoblanco: Jesús Nazareno y la Virgen de Luna.

Junto a nuestra Junta de Gobierno estuvo también una representación de la directiva de la Cofradía de Soldados Romanos y Penitentes. Mientras cantábamos la Salve, la Virgen salía de la capilla con destino a su ermita de La Jara donde, en unas horas, será recogida por los vecinos de Villanueva de Córdoba. A nosotros sólo nos queda esperar su regreso en febrero de 2015 aunque estará en nuestros corazones todos los días hasta su vuelta.

Romería Virgen de Luna 08-06-2014

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.