Una representación de nuestra Hermandad compuesta por el vicepresidente, el secretario, algún antiguo directivo y varios cofrades asistieron en el mediodía de ayer al funeral por la Hermana Almudena celebrado en la casa de Betania de Jesús Nazareno. La Eucaristía fue presidida por D. Francisco Baena, párroco de San Acisclo y capellán de Betania, quien fuera predicador del Triduo en honor a nuestro Titular en 2009. En su homilía destacó la generosa entrega al servicio de los demás que caracterizó siempre la vida de la Hermana Almudena tanto en sus etapas como Superiora de diversas casas, entre ellas la de Pozoblanco, como en las que era una simple hermana.

Desde aquí queremos expresar, en nombre de toda la Hermandad, nuestro más sentido pésame a su familia y a todas sus hermanas de la Congregación de Hospitalarias de Jesús Nazareno. Estamos seguros que ya está gozando de la presencia del Señor.  

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario