Las muchas horas de trabajo y dedicación de nuestros hermanos Segundo de Torres y José Loreto García, muy especialmente, y de otros muchos artistas y colaboradores, plasmadas en la magnífica Cruz que se instaló en nuestra Casa de Hermandad con motivo de la Muestra Popular de Cruces de Mayo, han propiciado que esa obra que siempre es efímera quede ahora permanente en la Casa; y tal es así porque innumerables hermanos y otras muchas personas ajenas a la Hermandad nos han transmitido su petición de dejar instalada esa réplica del “Cuadro de Jesús”, petición que la Junta de Gobierno ha considerado justa.

Para ello, la “Cruz” se ha retranqueado hacia la pared donde se exponía la fotografía antigua de Jesús Nazareno, que ahora se colgará en la Sala de Juntas para su mejor conservación, permitiendo que el espacio perdido en la Casa sea el mínimo aunque, lógicamente, haya cambiado su fisonomía tanto en este lado como en el de la barra. En estas fotos lo pueden apreciar con detalle.

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario