En tan sólo unas horas, desde Sanlúcar la Mayor y Pozoblanco, dos autobuses parten hacia tierras pacenses para disfrutar de un día de convivencia. Monesterio será el punto donde se reencontrarán dos grupos de amigos que empezaron a unir lazos una lluviosa mañana de enero en el Hospital de Jesús Nazareno. Nuestro Hermano Mayor ha sido el nexo de unión entre ellos y la gratitud por un día inolvidable una de las razones de este viaje. Que lo disfruten.