Mañana domingo la Virgen de Luna se va de nuestro pueblo adonde no volverá hasta febrero del año que viene. Pero antes de irse camino de su ermita, nuestra Patrona visitará la Capilla de Jesús para despedirse de los ancianos, de las Hermanas Hospitalarias y de su Hijo. Las dos devociones más grandes y más queridas de Pozoblanco juntas por unos minutos. Y en esos momentos tan especiales y emotivos, nuestra Hermandad estará presente de forma corporativa y con la bandera para recibir como se merece a nuestra Madre y Patrona, la Virgen de Luna. Será a las 6’45 de la mañana y pueden asistir todos los Hermanos de Jesús que lo deseen.