En la jornada de ayer los ancianos residentes en el Santo Hospital disfrutaron de una mañana diferente pues tuvieron distintas actividades preparadas por el personal de la Residencia que culminaron con una tómbola que sirvió no sólo para que se llevaran algunos regalos sino también para aportarles unas horas de distracción y de risas. No faltaron a esta cita algunas voluntarias de nuestra Hermandad que estuvieron ayudando y acompañando a nuestros mayores. Aquí les dejamos algunas fotos de esta actividad.