La mañana del pasado domingo fue distinta para nuestros mayores. Su rutina cambió y los salones se llenaron con la algarabía de los visitantes, entre ellos muchos niños, y la música de la Charanga El Trompetón que amenizó con sus sones la tradicional Fiesta de Feria que nuestra Hermandad prepara cada año para ellos.

No faltaron los típicos trajes de faralaes, las cadenetas ni el rojo clavel que se obsequió a todos los que estuvimos allí viviendo esta mañana especial. Y no faltó el baile ni la tradicional aparcería y, lo que es más importante, abundaron la alegría, la charla con los ancianos y la compañía que les dimos. Ojalá fuera más a menudo y sin excusas de fiestas de por medio.

Desde aquí queremos agradecer a todos y cada uno de los miembros de la Charanga El Trompetón su generosa y solidaria colaboración, agradecimiento que les transmitimos en nombre de la Hermandad y de los ancianos que disfrutaron con sus interpretaciones. Les dejamos algunas fotos que recogen varios momentos de la fiesta.

 

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario