A medida que se va acercando el “día nacional de la salud” nos van quedando menos posibilidades de convertirlo en el día en que finalmente nos tocó de verdad la lotería porque estamos agotando las participaciones que nuestra Hermandad ha puesto a la venta para el sorteo extraordinario, este año más extraordinario que nunca, de Navidad. Así que, si todavía quiere entrar en el bombo de la suerte, diríjase a cualquier componente de la Junta de Gobierno, de la cuadrilla de Hermanos Costaleros o a los establecimientos que están colaborando con nosotros y adquieran sus participaciones. Y si no toca, habrán ayudado al sostenimiento de esta cuatro veces centenaria Hermandad y de la labor social que desarrolla durante todo el año. ¡Muchas gracias y mucha suerte!