Como habíamos anunciado, los Hermanos Costaleros de nuestra Hermandad celebraron el pasado martes una reunión para hacer revisión del trabajo llevado a cabo tanto en los ensayos como en la procesión, organizar su día de campo y decidir el destino económico que hacen anualmente a alguna entidad benéfica.

Sobre el primer punto, en general se valoró como positivo, con algunos matices, el cambio introducido este año para ir a cuatro por trabajadera lo que redunda en la estabilidad del paso y, lógicamente, en el peso que debe soportar cada costalero. Se insistió en la necesidad de asistir masivamente a los ensayos para lo que se introducirán algunas normas de actuación así como con respecto a la puntualidad. En cuanto al día de convivencia, se asignaron las tareas relativas a la intendencia y se informó que se celebrará en el Camping Municipal. También se informó del estado de las cuentas y se aprobó, a propuesta del capataz, que el donativo que se hace con lo recaudado de las cuotas de los ensayos se sume a lo recogido en las colectas hechas por la Hermandad en el Triduo que, como ya dijimos en su momento, se entregaría a la obra que el Padre César estaba desarrollando en Burkina Faso.

Por último, en el apartado de ruegos y preguntas se pidió la colaboración de los costaleros en los turnos de la Cruz de Mayo que, como es tradicional, nuestra Hermandad instalará para participar en la Muestra Popular que organiza y patrocina el Excmo. Ayuntamiento de Pozoblanco. Ampliaremos información sobre esto en próximas entradas.