Los Hermanos Costaleros de nuestra Hermandad, junto a sus familias y la Junta de Gobierno, compartieron el sábado 27 un magnífico día de convivencia en las instalaciones del Camping municipal. Una vez culminado por este año el trabajo que iniciaron por el mes de enero, era el momento de ponerle broche de oro celebrando todos juntos esta jornada festiva, vivida en un ambiente excepcional, unidos por la devoción a Jesús Nazareno, por la amistad, por el esfuerzo compartido y por la satisfacción del trabajo bien hecho. Charla, música y unas buenas viandas preparadas por los maestros cocineros que hay en la cuadrilla ayudaron a que este día fuera una verdadera fiesta de convivencia.

A media tarde, el capataz se dirigía a los presentes y entregaba un regalo, en nombre de todos los Costaleros, a Juan Antonio Caballero Jiménez por sus treinta años ininterrumpidos de pertenencia a esta gran familia que crece y crece. El lo agradeció animándonos a todos a seguir en este trabajo impagable como también lo hicieron las demás personas que intervinieron a requerimiento del capataz. Aquí les dejamos algunas fotos de este día de fiesta.