Tras el Martes Santo.

Convocada por el equipo de capataces, el pasado martes se reunieron los Hermanos Costaleros de Jesús Nazareno para hacer análisis y revisión de los ensayos y del Martes Santo. Lógicamente, se puso de manifiesto la tristeza por no haber podido realizar la procesión aunque, a la vez, se constató un deseo ferviente de seguir con más ganas que nunca para el próximo año volver a ser los pies del Bendito Nazareno.

Después de la preceptiva oración, el capataz agradeció a toda la cuadrilla su trabajo y su buen hacer y los animó a seguir adelante poniendo por encima de cualquier otra consideración a Jesús Nazareno, el verdadero protagonista y el que nos une a todos.

Luego, abordaron la organización del día de convivencia que celebrarán este sábado en el Camping Municipal y aprobaron el destino del donativo que hacen cada año a una asociación de carácter benéfico. Dicho donativo lo sacan de las cuotas voluntarias que ponen los días de ensayo. Finalmente, se concretó la colaboración que prestarán en la Cruz de Mayo que instalará nuestra Hermandad entre el 29 de abril y el 2 de mayo.