Siguen cayendo hojas del calendario y la Semana Santa se acerca cada vez más. Y en el camino que los Hermanos Costaleros emprendieron a finales de enero para prepararse con vistas al Martes Santo, llegó el último ensayo. Como todos los días en los que son citados, a la hora prevista, la Casa de Hermandad se abrió para ir “haciéndose la ropa” y, desde allí, salir para la cochera donde se guarda el paso de los ensayos. Después de casi cuatro horas y varias entradas y salidas tanto a la Capilla como a Santa Catalina para “hacer puerta”, acabó el trabajo satisfactoriamente. Ya sólo queda la “mudá” el próximo sábado, día 6, cuando el paso quedará en la Capilla a la espera de que Jesús sea entronizado para la Estación de Penitencia del Martes Santo. Aquí les dejamos algunas fotografías del último ensayo.