La previsión de lluvia para los días que conmemoramos la Fiesta de Todos los Santos y de los Fieles Difuntos hizo que desde el Santo Hospital se decidiera adelantar a ayer, día 29, la acostumbrada visita de los ancianos que allí residen al Cementerio. Como es habitual en los últimos años, voluntarios del Grupo de Lectura “Manolo Santomé” junto a algún miembro de la Junta de Gobierno de nuestra Hermandad, que lo promueve y auspicia, y personal de la Santa Casa acompañaron a nuestros mayores a visitar a sus familiares difuntos y rezar ante ellos. Siempre es emotivo y entrañable pasar un rato con los ancianos pero lo es especialmente este día en el que los vemos emocionados, añorando a sus padres, a sus hermanos y amigos, recordando tiempos en los que compartían con ellos alegrías y tristezas de la vida. Vaya también por todos ellos nuestro recuerdo y nuestra oración.