Así se confirmó tras la reunión preparatoria que mantuvieron el pasado martes en la Residencia Hospital de Jesús Nazareno las voluntarias y voluntarios que forman parte del Grupo de Lectura. Comienza, pues, con fuerza y con ánimos renovados un nuevo curso en el que se quiere recuperar lo perdido durante el periodo de la pandemia.

Por supuesto, desde nuestra Hermandad seguimos y seguiremos apoyando la labor del Grupo de Lectura «Manolo Santomé» así como agradecemos la disponibilidad y generosidad de los integrantes de Los Amigos de la Ronda y el Bolero.

Y, como siempre, cada semana intentaremos dar cuenta, en esta ventana abierta al mundo, de la actividad que se celebre encuadrada en esta preciosa iniciativa que no busca sino acompañar y dar cariño y calor a los ancianos residentes en Jesús Nazareno.