Pensamientos de Andrés C. Márquez:

<<El alma es un tejido celular, invisible al miscroscopio, a causa de su grandeza>>

<<Recordar a los que nos precedieron es, sin duda, un elemental deber de gratitud y hasta una exigencia de lealtad con nosotros mismos, ya que de nuestra convivencia con ellos recogimos enseñanzas y comportamientos de los que se alimentó nuestro propio ser…>>

El miércoles a las cinco de la tarde nos reunimos en el Santo Hospital con los Ancianos de Jesús Nazareno.