Pocos minutos después de las siete de la mañana de ayer, la imagen de la Virgen de Luna entraba en la Capilla de Jesús Nazareno para despedirse de los ancianos y de las hermanas de la Comunidad Hospitalaria. Junto a ellas le aguardaba una representación de la Junta de Gobierno de nuestra Hermandad con la bandera corporativa así como de la Cofradía de Soldados Romanos. Tras un canto de despedida y el ofrecimiento de un ramo de flores, la Virgen de Luna dejaba la Capilla para emprender el camino de regreso al Santuario de La Jara.

anigif

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario