La Virgen de Luna salió el pasado domingo a las calles de Pozoblanco para cumplimentar el frustrado desfile del lunes festivo y visitar varias casas de sus hermanos. Como ya es costumbre desde hace unos años, siempre que pasa por nuestra sede, la Junta de Gobierno la recibe con bandera en señal de respeto y gratitud hacia Ella. Así fue también en esta ocasión ya que gran parte de la Junta, encabezada por su presidente, y algunos Hermanos de Jesús se reunieron para esperarla  y ofrecerle un ramo de flores que le fue entregado por el Hermano Mayor y su esposa. Les dejamos algunas fotos de ese momento.