Dados todos los pasos que había que dar y pedidos todos los presupuestos que había que pedir, en media hora se va a proceder a desmontar el lienzo con la imagen de Jesús que preside la fachada lateral de la Capilla del Santo Hospital. Irá a los talleres de Cati Calero para su restauración y se aprovechará también para reparar la hornacina de madera que resguarda y recoge tantas oraciones de los que pasamos por ese bendito lugar.