Sobre todo desde finales de la década de los 90 del siglo pasado, nuestra Hermandad se ha ocupado y preocupado de mejorar el estado de conservación de los elementos que conforman su patrimonio y el de la Bendita Imagen de Jesús Nazareno.

Así, se abordaron las restauraciones de la propia Imagen, del paso del Señor, del Libro de Pellejo o de la Túnica «Cardenal», por citar alguno de los que atesoran más valor tanto espiritual como material. Pues bien, ahora, y siguiendo el acuerdo adoptado por la Junta de Gobierno, le toca a otro elemento poco conocido pero que es de los más antiguos de entre los que posee la Hermandad.

Hablamos de la «lámpara de plata» o «lámpara vieja» que tantos años colgó del techo de la antigua Capilla y que en la actualidad se conserva en la Sala-Museo. Dicha lámpara, a falta de conocer el nombre del autor, está perfectamente documentada tanto en el Libro de Pellejo como en la inscripción que tiene grabada.

La inscripción a la que aludimos dice lo siguiente: “SE IZO ESTA LANPARA SOLICITVD DE MARTIN LOPEZ FAVIOS, I SE AUMETO SOVRE 24 PESOS QVE PESO LA LANPARA VIEGA I ES DE LA COFRADIA DE XESVS AÑO DE 1732” 

Pues bien, desde hace un par de semanas está siendo restaurada en el taller del orfebre cordobés Emilio León y sus primeros trabajos de limpieza han permitido descubrir el contraste del autor; es decir, el sello que se ponía en las piezas de oro o plata para acreditar que eran de dichos metales preciosos y que identificaban al autor de la misma. Ahora queda descubrir a quién pertenece este contraste.

En las fotos que ilustran esta noticia pueden ver el sello al que hacemos referencia así como comprobar el mal estado en el que estaba la lámpara.