El milagro del campo de trigo: la Sagrada Familia, en su caminar hacia Egipto, se ve perseguida por los soldados de Herodes. Al llegar junto a un hombre que estaba sembrando el campo le dicen que cuando lleguen los soldados les diga que vio pasar por allí a los tres en el momento de la siembra. A continuación se produce el milagro y el trigo crece y madura estando listo para cosechar. Así, al llegar los soldados renuncian a seguir la persecución pensando que hacía muchos meses que habrían pasado por allí.

Romance:  <<La Virgen va caminando / huyendo del Rey Herodes, / por el camino han pasado / grandes fríos y calores / y al niño lo lleva / con grandes cuidados / porque el rey Herodes / quiere degollarlo. Caminan más adelante / y a un labador que vieron / le ha preguntado la Virgen: / -Labadror, ¿qué estas haciendo? /  Y el labrador dice: /  -Señora, sembrando, / todas estas piedras / para el otro año. / Fue tanta la crueldad / que Dios le mandó de piedras / que parecían las hazas / una grandísima sierra. / Y ese fue el castigo / que Dios le mandó/ por ser mal hablado aquel labrador./   […]

Caminan más adelante / y a otro labrador que allí vieron / le ha preguntado la Virgen: /  -Labrador, ¿qué estás haciendo? / Y el labrador dice: / -Señora, sembrando, / todos estos trigos / para el otro año/  -Pues ven mañana a segarlo / sin ninguna detención, / que este favor te lo hace / el Divino Redentor. / Si acaso viniesen / por mí preguntando / diles que me viste / estando sembrando. / El labrador, muy contento, / a la noche fue a su casa / y a su mujer le cuenta / de todo lo que le pasa / y la mujer dice / que eso no pué ser, / en tan poco tiempo / sembrar y coger. / Al otro día de mañana / se levantó el labrador / en busca de los peones / y no encontró más que dos, / y al instante fueron / a segar el trigo / que ya estaba bueno. /

Y estando segando el trigo, / un escuadrón de caballos / por una mujer y un niño / y un hombre van preguntando. / -Cierto es que lo vi. / estando sembrando / pasó por aquí. / Se miran unos a otros, / miles reniegos se echaban / al ver que no les salía / el intento que llevaban, / y el intento era / de cogerlos presos / y de presentarlos al rey más soberbio.>>   (Joaquín Díaz: “Villancicos, Romances y Aguinaldos”. 1989).

  Grupo 18-12-2013

Dedicado a las Abuelas y a los Abuelos que se lo cantaron y enseñaron a sus nietos, transmitiéndole con ello un mundo de valores. 

El Grupo de Lectura del Santo Hospital y la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno, que lo auspicia, les desea una Navidad feliz en familia.

¡COMPARTE!

Comparte!:

Comentario

  1. Mcarmen 23 diciembre 2013 at 22:26 - Reply

    Gracias por la original FELICITACIÓN.
    Un estupendo homenaje a nuestros “abuelos” y al Voluntariado.
    EL villancico es muy bonito, pero dificil de cantar, yo se lo oí a mi abuela y mi madre lo sigue cantando, cuando en Navidad nos reunimos toda la familia.

    MUCHAS FELICIDADES PARA TODOS, QUE ESTA NAVIDAD Y SIEMPRE NUESTRO MEJOR ADORNO:SEA UNA SONRISA.

Dejar un Comentario