Después de las obras de mantenimiento en el interior y exterior de la Capilla de Jesús Nazareno llevadas a cabo hace algo más de dos años, le toca el turno ahora a la fachada de la Residencia de Ancianos la cual ya tiene reparado el enlucido a la espera de que, próximamente, se pinte en su totalidad.

Y, al igual que hicimos con las citadas obras de la Capilla, nuestra Hermandad va a sufragar el cincuenta por ciento, aproximadamente, del coste de esta nueva obra con cargo al donativo anual del veinte por ciento de las cuotas de los Hermanos de Jesús. Como siempre ha sido desde su llegada a Pozoblanco, la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno ha estado, está y estará ayudando a la Congregación de Hermanas Hospitalarias en lo que necesite y en la medida de nuestras posibilidades.