“El voluntariado es una acción que nace de la toma de conciencia de lo que es la persona, de su dignidad, de su valor”. “El voluntariado es expresión de humanidad, de que importan las personas por lo que son ellas mismas”.

En la tarde de ayer, miércoles 23 de octubre, invitada por las personas que integran este Voluntariado de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno en el Santo Hospital, Anastasia Calero Bravo, acompañada de la Superiora de la Comunidad de Hermanas Hospitalarias, del Presidente y de la Hermana Mayor de nuestra Hermandad, de la Directora de la Residencia y de todo el Grupo de Lectura “Manolo Santomé”, dirigió unas palabras emocionantes a los Ancianos de Jesús Nazareno. Y disculpó al Alcalde quien, finalmente, no pudo estar presente por motivos de agenda a última hora. Pero, de igual manera se lo agradecemos, conscientes de su interés por compartir un momento de su tiempo con los Ancianos de Jesús Nazareno quienes saben ejercer de anfitriones exquisitamente. De nuevo nos lo demostraron ayer por la tarde, acogiéndonos en su Santa Casa y mostrándonos su alegría y su agradecimiento por acompañarlos, cada semana, otro año más.

Con la  autorización de la Superiora de la Comunidad de Hermanas Hospitalarias y el firme compromiso del Grupo de Lectura “Manolo Santomé” de ejercer su Voluntariado en el Santo Hospital con los Ancianos de Jesús Nazareno durante este curso 2019-2020, la Concejala de Personas Mayores y Dependencia, Anastasia Calero, lo dio por inaugurado dirigiéndose a todas ellas con palabras cargadas de contenido, de sentimientos nobles y de valores humanos: Dignidad, Delicadeza, Amabilidad, Respeto, Cariño, Compañía…

¡Gracias por todo! ¡Gracias por tanto!