El primer jueves de Cuaresma está marcado en el calendario como el día en el que la Bendita Imagen de Jesús Nazareno es trasladada desde su camarín al presbiterio de la capilla del Santo Hospital para recibir todavía más de cerca las plegarias y oraciones de sus devotos. Y así se hizo en la noche de ayer. Allí permanecerá hasta otro jueves, el de la semana de Pasión, cuando será subida al paso de nuestra Hermandad esperando la Estación de Penitencia del Martes Santo.

Sus benditas manos, que nos acogen a todos, nos están esperando y a ellas nos asimos para aliviar nuestras inquietudes, para compartir nuestras esperanzas, para inspirar nuestras vidas, para agradecer sus favores. No desdeñemos su abrazo.

Nuestro Padre Jesús Nazareno - Pozoblanco

Nuestro Padre Jesús Nazareno – Pozoblanco