En la tarde noche de ayer, la camarera del Señor junto a sus ayudantes han procedido a cambiar de Túnica a la Bendita Imagen de Jesús Nazareno, como es tradición en las vísperas del Adviento. Una representación de la Junta de Gobierno de nuestra Hermandad y otra de la Cofradía de Soldados Romanos y Penitentes trasladaron al Señor a su camarín donde, a partir de esta misma mañana, lo podremos contemplar vestido con la túnica bordada que una familia regaló a la Cofradía de los Sayones. Con ella permanecerá hasta el acto de «echar» la Túnica, el día anterior al inicio del Triduo, ya en la Cuaresma de 2024.