Cumpliendo la tradición, el primer jueves de Cuaresma, Jesús Nazareno es bajado de su camarín al presbiterio para estar más cerca de sus devotos. Así, en la noche de ayer se reunía una representación de las juntas de nuestra Hermandad y de los Sayones, además de la Camarera del Señor y sus ayudantes, para dar cumplimiento a este acto.

Como cada día del año, Jesús nos espera, ahora más cercano aún, para que le presentemos nuestros anhelos, esperanzas, preocupaciones y también para que le agradezcamos todo lo que nos da. Acerquémonos a Él, siempre nos escucha y nos ayuda.

JESÚS NAZARENO POZOBLANCO

¡COMPARTE!

Comparte!:

Dejar un Comentario