Será, Dios mediante, el miércoles 11 de mayo, a las cinco y media de la tarde, en la Santa Casa, con los Ancianos de Jesús Nazareno. ¡Acompáñennos cantando!  

     

 “Tengo un corazón
que se alimenta de tu suave y dulce voz,
que se aferra a tu aliento, a tu amor,
que se detiene si le falta tu calor.
Tengo un corazón que late al ritmo que me entona tu canción…”