Las pésimas condiciones de conservación del inmueble propiedad del Obispado en el que tenían su sede han obligado a la Hermandad Servita y Cofradía de Nazarenas de María Santísima de los Dolores a trasladar su Casa de Hermandad a una nueva ubicación, concretamente a la calle Maestro Don Camilo en la casa anexa a la iglesia de Santa Catalina. La nueva sede va a ser inaugurada esta misma noche a las 21’00 horas, acto al que hemos sido invitados junto al resto de las cofradías locales.

Estamos seguros que el ambiente acogedor y el intenso trabajo que han realizado en la antigua Casa se mantendrá en la nueva como esperamos que no se abandone a la ruina a uno de  los pocos edificios singulares que se conservan en el patrimonio pozoalbense.

Casa Hermandad Los Dolores