En la mañana de hoy ha fallecido nuestra Hermana Trinidad Fernández Calero. Desde estas líneas nos unimos al dolor de su familia y pedimos a Jesús Nazareno que la tenga a su lado. A ella, que tantas veces la hemos visto en la capilla de Jesús participando de los actos de la Hermandad, la recordaremos siempre como una gran mujer y madre  y, por encima de todo, fiel devota de Nuestro Padre Jesús, devoción que supo transmitir a sus hijos y nietos, varios de los cuales forman o han formado parte de la Junta de Gobierno o de la cuadrilla de costaleros. Elevamos una oración por ella en la esperanza de que su alma goza ya de la presencia del Señor. Descanse en paz.