El Padre Pedro Meca con una estampa de la Virgen de Luna durante una de sus visitas a Pozoblanco

Acabamos de recibir la triste noticia del fallecimiento este mediodía de nuestro amigo el Padre Pedro Meca. Hace tan sólo unos meses se le diagnosticaba una grave enfermedad que, finalmente, le ha llevado a la Casa del Padre.

Guardamos, y guardaremos, de él un gratísimo recuerdo desde que Pedro José Cabrera Cabrera, quien fuera Hermano Mayor de nuestra Hermandad y amigo personal suyo, lo trajera a Pozoblanco. Fueron varias las visitas que nos hizo, dispuesto siempre a colaborar con la Hermandad en lo que le pidiéramos bien fuera presidir los cultos a Jesús Nazareno, participar en el Grupo de Lectura junto a nuestros mayores, incluso acompañarnos en la Estación de Penitencia del Martes Santo.

Nos consta la admiración que sentía por el trabajo de los Hermanos Costaleros a cuyos ensayos no faltaba cuando estaba aquí. Echaremos en falta su melena y su larga barba blanca pero nos quedará, y eso es lo importante, su ejemplo de entrega a los más necesitados, a los sin techo de París, donde hoy ha fallecido y donde era considerado un gran hombre. Prueba de ello es la visita que la alcaldesa de la capital de Francia, la gaditana Anne Hidalgo, le hizo hace unos días en el hospital donde estaba ingresado para interesarse por su salud.

Elevamos una oración a Jesús Nazareno por él a la vez que le damos las gracias por habernos permitido conocer a esta gran persona. Sentimos gran tristeza por su pérdida pero nos alegra el ejemplo que nos deja y que contamos con un amigo más al lado de Nuestro Padre Jesús. Descanse en paz.  

¡COMPARTE!

Comparte!:

Comentario

  1. Juan Moreno 18 febrero 2015 at 13:45 - Reply

    Pedro Meca es una de las personas que mas me han impresionado en mi vida, no sólo por ser capaz de hacer lo que casi nadie somos capaces de hacer: vivir enteramente para el servicio de los demás; sino también por hacerlo con la mayor naturalidad, sin darle la mas mínima importancia, con ingenio, buen humor y sin jamas perder la sonrisa.

    Nunca olvidaremos los momentos pasados junto a él (y aprendiendo de él)

    Gracias a Dios (y también a Pedro José) por habernos permitido conocerlo.

  2. Rafael M. Sánchez 17 febrero 2015 at 22:19 - Reply

    Sin duda se ha marchado hacia lo que ha sido el techo de su hogar: El Cielo. Descanse junto a Jesús Nazareno y sus acogidos.

  3. Mcarmen 17 febrero 2015 at 22:18 - Reply

    Es dificil expresar los sentimientos. Padre Meca era una persona distinta, se adaptaba a todo, se integraba allí dónde estaba, siempre dispuesto para lo que hiciera falta. Para nuestra Hdad, fué un regalo de Jesús Nazareno y su Madre la Virgen de Luna. El nos descubrió lo particular de su vida, vivir con los sin techo, acogerlos en la mouquet,… aprendimos muchas cosas- que están guardadas en lo intimo de cada uno-.
    Nos de animó a compartir LIBROS PARA EL MUNDO, no olvidaré a muchos pequeños llevando sus mejores cuentos y libros, para que los niños de América Latina, que hablan castellano, pudieran disfrutar de ellos. Conocerlo en mi pimer año de presidente ha sido una gracia y bendición, Le gustaba consultar nuestro blog, mantenerse informado de lo que pasaba en la Hdad.

    Gracias Pedro José, por traerlo hasta nosotros, y poder compartir con él, su cariño y amistad.
    Mcarmen

Dejar un Comentario